Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Jun 10 2010

(sin título)

STAJ renuncia a las subvenciones


El STAJ, desde su fundación, ha renunciado siempre a las subvenciones que conceden todas las Administraciones públicas a los sindicatos para cursos de formación y para otras actividades ajenas a lo que debe ser la finalidad exclusiva de una organización sindical. La formación de los funcionarios es una obligación de las Administraciones Públicas, no de los sindicatos, que sólo deben ejercer funciones de control y colaboración en esta materia; así lo hemos entendido siempre, y por ello NUNCA hemos aceptado un solo euro para este fin. Tampoco hemos aceptado nunca otras subvenciones ajenas a la pura actividad sindical, pues consideramos que junto con las subvenciones para cursos constituyen un modo que tiene el gobierno de amordazar a las sindicatos, pues estos año tras año NEGOCIAN con el gobierno de turno su cuantía y se ponen de acuerdo. Son muchos millones de euros los que reciben las organizaciones sindicales, especialmente las multisectoriales, para formación y para la realización de actividades no sindicales de lo más variopinto. Es casi imposible saber cuánto dinero perciben. El STAJ es el único sindicato representativo en la Administración de Justicia que renuncia a todo ese tipo de subvenciones. Las organizaciones sindicales deben mantenerse con las cuotas de sus afiliados como garantía de independencia, imparcialidad y manos libres para actuar contra medidas tan injustas como las que este gobierno ha emprendido contra los trabajadores públicos.

 

Existen otras ayudas a las que el gobierno está obligado por Ley, por aplicación de la Ley Orgánica de Libertad Sindical que se conceden a las organizaciones sindicales en proporción a su representatividad para realizar su acción sindical, es decir, representar a los trabajadores y negociar sus condiciones de trabajo. Esa es la función de un sindicato. No es ninguna otra. El STAJ ha percibido en los dos últimos años esta subvención, que en el año 2009 fue de 4.687 euros, frente a los más de 6 millones de euros percibidos por CCOO y UGT cada uno, el casi medio millón percibido por USO o los 397.000 euros de CSIF.

 

Pues bien, desde el STAJ, sin demagogias, pero con responsabilidad, HA RENUNCIADO también este año a cualquier tipo de subvención, incluida esta última (la de acción sindical por representatividad) y desde aquí invitamos públicamente a todas las organizaciones sindicales a que lo hagan también. Desde el STAJ consideramos que antes de proceder al recorte de los salarios de los trabajadores públicos, debería haberse efectuado el recorte de muchos gastos entre los que se encuentran las subvenciones, no sólo estas sino muchas otras a miles de organizaciones, también a los partidos políticos, que lejos de congelarse, como correspondería en una situación de grave crisis económica en la que nos encontramos, han seguido incrementándose año tras año.

Accede a la hoja informativa en pdf pinchando AQUÍ

Enlace permanente a este artículo: http://stajandalucia.es/1917