Feb 24 2014

STAJ pide el cese de la Directora General de Oficina Judicial y Fiscal por su manifiesta incapacidad para negociar las condiciones de trabajo de los funcionarios de Justicia andaluces.

Mediante escrito dirigido y presentado hoy 24 de febrero, el Sindicato de Trabajadores de la Administración de Justicia en Andalucía, ha puesto en conocimiento del Consejero de Justicia de la Junta de Andalucía lo que considera “la preocupante situación que atraviesan las negociaciones que se producen en el seno de la Mesa Sectorial de Justicia, desde que tomó posesión de su cargo -en junio de 2012- la actual Directora General de Oficina Judicial y Fiscal”.

En el escrito, STAJ recuerda al Consejero “la grave situación por la que atraviesan los funcionarios de Justicia (al igual que el resto de funcionarios de otros sectores de la Administración) desde que, en 2010, se comenzaron a tomar medidas de recortes retributivos y de condiciones laborales que han supuesto la mayor regresión de derechos que se conozca, emprendida en contra del colectivo de trabajadores que sustenta los servicios públicos que, por mandato constitucional, debe de ofrecer el estado a la ciudadanía. Esta injusta “quita” de derechos laborales ha supuesto la pérdida de más de un 30% de nuestras retribuciones y, en cuanto a derechos laborales, nos ha retrotraído a periodos pre-democráticos”.

En este escenario de supresión de derechos, la Directora General de Oficina Judicial y Fiscal añade un gratuito e inservible endurecimiento de nuestras condiciones de trabajo (Nueva Orden de Horario, Eliminación de Jornadas de Tarde de los registros Civiles, Nueva Instrucción de Comisiones de Servicio, Recortes retributivos 2013 y 2014 y Nueva Orden de Interinos) que no sólo se repite, sino que se agrava reunión tras reunión, por la ausencia total de negociación al no producirse ni el más mínimo acercamiento en los temas que de peso o relevancia se están tratando en estas mesas y, lo que aún nos parece más grave, la total desconsideración cuando apelamos a la especificidad y particularidades de nuestro estatuto jurídico regulado en la LOPJ y reconocido en la propia Constitución Española, algo que no tiene justificación alguna al ser la Directora general plenamente conocedora de ello por pertenecer al cuerpo de Secretarios Judiciales, mostrando una falta de respeto a los sindicatos que representan al colectivo de trabajadores de la administración de justicia.

De esta forma no existe materia alguna que haya sido tratada en las reuniones de Mesa Sectorial en las que, por parte de la Administración (a la sazón, la Sr. Directora General) se haya mostrado la más mínima voluntad negociadora o de acercamiento mínimo a las reclamaciones de este Sindicato, convirtiéndose la “negociación” en un mero cumplimiento del trámite formal que exige la ley, trámite que, en el caso del Decreto de la Nueva Oficina Judicial y Fiscal, ni tan siquiera se ha cumplido, limitándose a un traslado, motivo por el que hemos decidido recurrir vía judicial no sólo ésta, sino la práctica totalidad de materias de negociación que han supuesto, uno tras otro, recortes retributivos y de condiciones de trabajo.

STAJ considera que siendo la actual Directora General de Oficina Judicial y Fiscal la responsable de una Mesa Sectorial en la que no existe negociación real alguna, sino imposición y endurecimiento de condiciones de trabajo sin justificación alguna, es por lo que venimos solicitamos al Consejero  que decrete el Cese de dicha Directora General por su manifiesta incapacidad negociadora y del más mínimo acercamiento a las más que razonables y justas reivindicaciones sindicales que venimos realizando ha en todas y cada una de las Mesas que dicha Directora ha presidido.

Enlace permanente a este artículo: http://stajandalucia.es/staj-pide-el-cese-de-la-directora-general-de-oficina-judicial-y-fiscal-por-su-manifiesta-incapacidad-para-negociar-las-condiciones-de-trabajo-de-los-funcionarios-de-justicia-andaluces