«

»

Feb 12 2017

STAJ informa. Prensa Cádiz: De Juzgado de Guardia

Información publicada en Diario de Cádiz

Una radiografía de los edificios de la ciudad que albergan sedes judiciales saca las vergüenzas de unas infraestructuras que hacen aguas se miren por donde se miren. Las deficiencias son sumamente acuciantes y algunas entrañan graves riesgos. Los funcionarios que desempeñan su trabajo en estas pésimas condiciones tienen claro el porqué de estas carencias: la inversión en Justicia no interesa electoralmente, de ahí que las partidas presupuestarias asignadas a esta administración sean, a su entender, irrisorias.

Los Balbos

De Juzgado de Guardia. Ya lo dice el título de la presente información. Las instalaciones del edificio Los Balbos, donde se alojan cuatro Juzgados de Instrucción, cuatro Primera Instancia más el de Guardia, son penosas.

Queda aún reciente en la memoria la estampa de los bajos de San José con los techos reforzados con vigas. Ahora ese sótano no sólo está apuntalado, sino que está condenado. Tras una inspección de trabajo se ha determinado la prohibición de acceder a este habitáculo por el riesgo que entraña. Todas las puertas que dan a él están precintadas. Y aunque en un principio no se contempla riesgo de derrumbe, ha surgido un nuevo problema en este sótano: no se están llevando a cabo tareas de mantenimiento en él, lo que está dando lugar a una acumulación de suciedad, insectos y aguas procedentes del baldeo del mercado de abastos, el ‘vecino’ de la planta superior.

La Justicia que se administra en San José adolece de más defectos estructurales. Algunos tremendos. Resulta inconcebible, pero así es, que una persona con algún tipo de discapacidad física no pueda acceder al Juzgado de Guardia caso que así lo requiriera. Sencillamente, no hay rampa para minusválidos. Ni intención de habilitarla. Si alguien con movilidad reducida tiene acudir a esta sede judicial, debe entrar por los Juzgados de Instrucción, montarse en un ascensor (que falla con bastante asiduidad) y ‘hacer transbordo’ en un montacarga (donde también se trasladan a los presos) y llegar entonces al Juzgado de Guardia. Una vez allí se toparía encima con un escalón que le dificultaría gestionar cualquier trámite de manera independiente. Funcionarios de Justicia que trabajan en Los Balbos se han visto obligados a salir a la calle para que una persona con movilidad reducida (o una madre con un carrito) firmase una notificación. “A esto hay que añadir que el Juzgado de Guardia no dispone de sistemas de seguridad”, critica Pablo Sánchez, el juez decano de Cádiz.

De sinsentido podría calificarse que el inmueble que aglutina los órganos encargados de las investigaciones judiciales no cuente con salas de reconocimiento, carencia que se intenta subsanar a través de vídeoconferencias. Lo curioso es que el Juzgado de lo Mercantil, que no precisa en absoluto de estas salas de reconocimiento, sí dispone de ellas.

Los Balbos acoge las referidas sedes judiciales desde 1988, cuando se habló de un traslado “provisional”. Ahora, 30 años después, se antoja “una eternidad”. El Sindicato de Trabajadores de la Administración de Justicia (STAJ) denuncia una larga lista de despropósitos: ausencia de sistemas de evacuación, aseos en pésimo estado, sistemas de ventilación arcaicos, ascensores que se atascan, mobiliario antiguo… Un suma y sigue para el que no parece haber respuesta clara, sólo parches, como la reciente eforma de un cuarto de baño para convertirlo en los nuevos calabozos.

Lee la noticia completa:

http://www.diariodecadiz.es/cadiz/JUZGADO-GUARDIAProhibido-acceso-sotano-condenado_0_1108389723.html


Enlace permanente a este artículo: http://stajandalucia.es/staj-informa-prensa-cadiz-de-juzgado-de-guardia